Home > Huerto Ecológico

Un proyecto de sostenibilidad y inserción laboral de la Fundación Escuela de Solidaridad


Realizado con el apoyo de BANKIA

EL PROYECTO

Este proyecto de las FES consiste en la implementación de itinerarios de inserción personalizados para personas en situación o riesgo de exclusión social a través de la capacitación profesional en actividades vinculadas a la agroecología .

Aquí aprenden la producción de semilla y plantel ecológico, la recuperación de variedades locales de Fuente Vaquero y la producción hortícola de temporada, complementadas con la formación en tareas de poda y mantenimiento de explotaciones agrarias.

NUESTROS PRINCIPIOS

El objetivo principal de estas labores es preparar el terreno de tal manera que quede listo para recibir la planta o la semilla, según el caso, a expensas de la labor propia y específica de introducción de la especie. Normalmente estas labores tenden a desmenuzar la tierra en agregados pequeños que reciban bien a la semilla o planta para su germinación o crecimiento.

Fertilización racional, un suelo rico y fértil a largo plazo, buscando el mejor estado del suelo para la correcta nutrición de las plantas.

Abono orgánico.

Originado a partir de materia orgánica descompuesta. Además de aportar nutrientes se mejora la estructura de la tierra.

Estiércol, compost, abonos verdes, humus de lombriz.

Organismos vivos.

Capaces de descomponer la materia orgánica, fijar nitrógeno o solubilizar minerales.

El compost

Es el producto de la descomposición de la materia orgánica (proveniente de nuestro huerto o de otras actividades) realizada por los microorganismos en presencia de oxígeno.

Se utiliza como:

  • Abono por su aporte de nutrientes y materia orgánica.
  • Mejorante de suelos ya que frena la erosión, ayuda a la retención de agua y minerales, mejora la estructura del suelo, evitando la formación de costra y facilitando la aireación de las raíces, mejora la textura y facilita el laboreo.
  • Ayuda a controlar la producción de residuos, así podemos aprovechar desperdicios de materia orgánica para convertirlos en productos útiles

La rotación de cultivos.

Elección de las variedades:

  • Las plantas vivaces tendremos el problema que volverán a brotar, sin embargo las plantas anuales, además de desarrollar antes su sistema radicular, no rebrotarán.
  • Plantas de raíz carnosa, se emplean en tierras muy compactadas y duras, descompactando el terreno. No tendrán un gran desarrollo de la parte aérea, pero aportarán nutrientes ya que muchas se “romperán” por la compactación de la tierra.
  • Las leguminosas fijan el nitrógeno atmosférico a través de los nódulos de sus raíces. Alfalfa, haba, vicia, etc.
  • Las gramíneas mejoran la estructura del suelo gracias a sus numerosas raíces, además de aportar fósforo. Avena, cebada, centeno, etc.
  • Las crucíferas tienen un sistema radicular muy profundo y efectos sanitarios, crecen muy rápido, incluso en dos meses podemos tener listo el abono. Mostaza blanca, rábano forrajero.
  • Según el clima, rábanos o zanahorias forrajeras se pueden emplear a principios de primavera, y en climas con inviernos muy fríos como el nuestro, las colzas forrajeras, las vezas o la avena se pueden sembrar en otoño.
  • Según el tipo de suelo que tengamos: La remolacha azucarera se dará mejor en tierras arenosas, pero sin pH bajos. En las tierras pobres, es mejor emplear plantas de la familia de las crucíferas ya que pueden crecer en tierras pobres de humus.
  • Si es un terreno con mucha cantidad de hierbas adventicias, el centeno las sofoca. Se siembra en otoño, hasta la primavera no se corta, y 2 semanas después se cultiva.
  • La facelia, que pertenece a la familia de las hidrofiláceas, entre sus beneficios produce un descenso de los nematodos y muchos otros parásitos.

Una buena opción es asociar especies de distintas familias, para evitar el monocultivo, además tendremos diferentes aportaciones.

Aprovechamiento de los recursos locales.

Cultivo de las variedades locales y autóctonas.

Lucha ecológica frente a las plagas y enfermedades de las plantas, por ejemplo utilizando las plantas compañeras como son gran cantidad de la familia de las aromáticas.

Ahorro de agua.

Fomento de la biodiversidad.

Rechaza el uso de productos químicos tales como fungicidas, herbicidas, abonos químicos, etcétera.

No tolerar el uso de OMG (organismos genéticamente modificados).


NOTAS DE PRENSAS