Home > Sin categoría > Las Crónicas de Narvidad II
Comenzamos el 2010 con mucho sueño, después de una noche larga llena de recuerdos del año que dejamos y con muchos propósitos para este año que empieza, que esperemos sea igual de bueno o mejor que el anterior.
Aquí el ritmo no se detiene y el día 4 ya recibimos a las primeras voluntarias del 2010. Ana de Madrid y Ana de Barcelona, llegan después de haber conocido a Ignacio en Findhorn, otro proyecto de comunidad que se encuentra en Escocia y que guarda ciertas similitudes con lo que aquí se hace. Espero que las gustara y que den buenas referencias de nosotros, ya que esperamos que en Febrero venga un grupo de 22 personas, también de Findhorn, que llenarán la casa 7 durante un fin de semana.
Además, Ana de Barcelona se compromotió a buscar un trabajo para Aimad por aquellas tierras. Esperamos que todo salga bien y Aimad pueda empezar el año cumpliendo su deseo para 2010.

 
Ese mismo día también regresaron de Valladolid Elena, el Negro y Juan acompañados por Sagri, que venía cargada de sorpresas y de ganas de ayudarnos, preparando las cosas para la llegada de los Reyes Magos y en los deberes de los niños. ¿Para cuando la próxima?
Durante todo el día 5, las visitas y el papel de regalo fueron un ir y venir constante. Por la mañana se pasaron a vernos los Rovers del grupo Scout Cruz del Sur que venían de Tarifa y no desaprovecharon la oportunidad de ver a un montón de amigos que tienen aquí. Trajeron el primer regalo que viene de parte de Exploradores de Castilla y León y que por medio de una subvención, nos van a ayudar a montar un taller mecánico para nuestras chapucillas y arreglos. Gracias Xurrelas por acordarte de nosotros y a los demás por la gran implicación que tenéis desde hace más de 5 años.

 
A media mañana llegó Ana con todos sus hijos: Álvaro y Pablo, que hacía mucho que no venían por aquí, y los pequeños Nachete e Ismael. Se instalaron en la casa 8 a la que la quedan algunos arreglos, pero que con todos ellos aquí ya va pareciendo un hogar.
Sobre la una tuvimos la primera visita de los Reyes de Oriente. Vinieron acompañados por Estrella y la Hermandad de Cofradías de Granada, preguntaron a los niños que tal se habían portado y dejaron los primeros regalos a grandes y pequeños.
En un día tan especial se tienen visitas especiales: en la comida contamos con Constanza y sus hijos, Juanillo e Inca, que no quisieron perderse un día como este rodeados de amigos que hicieron hace años colaborando con nosotros.

 
 
Por la tarde los Reyes Magos se dieron cuenta de que les había llegado una entrega especial de una ONG http://www.reyesmagosdeverdad.org/ que les pidió expresamente que se pasaran por aquí. Volvieron acompañados por Rafa, un buen amigo que trabaja en la residencia de ancianos de Armilla y que siempre nos echa un cable con material y comida.
 

 

Durante la tarde vino Raquel, nuestra psicóloga particular, con dos amig@s de Centro Sur a enseñarles la fundación. Antes de venir se pasaron por el Alcampo y nos trajeron unas donaciones que nos vinieron muy bien.
 
Y como no hay dos sin tres y el regalo de alguno de los grandes se estaba acabando de preparar, los Reyes volvieron por la noche y nos dejaron alguna que otra sorpresa.
A la mañana siguiente despertamos y en el salón de actos había una montaña gigante de regalos. No sabemos como lo hicieron, porque Nikoleta, María, Sagri, Mirta, Pilar y Patri estuvieron todo el día en el sótano montando guardia… será que son magos y pueden hacer todas estas cosas sin que nosotros les veamos.
 
En un día tan señalado no podía faltar Antonio el peluquero de moda. Vino con Fermín, un amigo suyo, y junto con José Daniel y Juan se encargaron de montar un pedazo scalextric que lo flipas.
El primer regalo fue para él, para reconocerle todo el esfuerzo del año pasado y el que parece que también va hacer en este. Muchas gracias y sigue así.
 
Luego ya fue una sucesión de desenvolver y no parar…
Unas herramientas profesionales para Mustapha…
 
El restaurante de Yanira…
 
La armadura de Félix…
 
Las tres mellizas, como nuestros tres voluntarios…
 
La playstation para todos ante las miradas curiosas…
 
Los abejorros de Elif…
 
El sueño de la autocaravana cumplido para Cristina…
 
Emoción ….. risas ….. y dos roscones de reyes que nos donó Herma, una fabrica de Valladolid, que nos supieron riquísimos. Por cierto, como manda la tradición, el que se encuentra la sorpresa paga… así que les pasaremos la cuenta a Felix y a Elif, y que ell@s se apañen para cuando vuelvan los Reyes.
Como no podía ser de otra manera, la Navidad acabó y nos dejó una Sierra Elvira blanca, preciosa, llena de magia e ilusiones….
 

One Comment, RSS

  • Anónimo

    says on:
    16 enero, 2010 at 1:09

    Menos mal que los Reyes son Magos, con esta familia cada vez más grande y cada vez más "familia" es que no paran.
    Nos acordamos mucho de vosotros desde Valladolid y ya tenemos ganas de compartir algunos momentos.
    y ahora, al cole y al curre que la mágia de los reyes no dura todo el año…
    Un abrazo muy fuerte para todos.
    Toño