Home > Sin categoría > Vacaciones, vuelta a casa y el ritmo no para
Como lo prometido es deuda, aquí va un poco de envidia de esos estupendos días que hemos podido disfrutar en Cullera. Lo primero de todo es explicar que gracias a Jordi, nuestro amigo y enlace local, ya son nueve los años que la FES lleva viajando a Cullera, coincidiendo con las fiestas patronales e invitados por el ayuntamiento de la localidad.

Este año se superaron todos los record de asistencia y 31 personas en cuatro furgonetas formamos el convoy que tuvo la suerte de asomarse al balcón y ver esto….

Así que, nuestra obligación era sacar el máximo rendimiento de cada minuto, y vaya que si nos pusimos manos a la obra. Las instalaciones nos invitaban a hacer muuucho deporte: tenis, frontón, baloncesto y partidazo de fútbol en el que jugó casi todo el mundo.

Los rayos de sol no se dejaban escapar fácilmente. Nos pegamos el primer baño del año en el mar y los niños (y no tan niños) se rebozaron en la arena y gozaron en la playa haciendo castillos y recogiendo conchas que ya decoran parte de la FES.

La piscina también tuvo su momento de disfrute. Eso sí, unos más voluntariamente que otros…

Con tanta actividad era muy importante reponer fuerzas. Y ahí estaba Cristina día a día encargándose de la comida y Jordi que nos deleitó con su ya mítica Paella Valenciana que llevó el silencio al comedor.

La noche del viernes nos transformamos y lo pasamos muy bien en la fiesta de disfraces que se celebró en el pueblo y se prolongó hasta muy entrada la noche. ¡Vaya pintas!

Y el domingo, vuelta a casa. Igual de cansados que felices, y habiendo pasado unos días que más allá de unas simples vacaciones, nos unen más, nos hacen sentir queridos y nos dan mucha fuerza para seguir adelante con este proyecto.
Y es que este proyecto no descansa ni un momento. Nada más volver, nuevos fichajes. Desde Francia ha llegado Guillem, que viene gracias a un convenio que ya nos ha traído más franceses a “vivir su experiencia solidaria”. Se quedará unos meses y aunque ahora está superando la barrera del idioma ya ha demostrado sus ganas de trabajo y ha sido bautizado como «Forlán».

Para el idioma, contaremos una vez más con la ayuda de la escuela Delengua (http://www.delengua.es/) a la que asisten nuestros voluntarios europeos y que tan bien se porta con nosotros. ¡Muchas gracias!

El programa “mejor con mamá” también sigue creciendo, esta vez con la incorporación de Elena, su hijo Alejandro y uno más que está en camino y que tendremos entre nosotros dentro de muy poquito. Más niños que llenan de vida y futuro la FES.

Otro bebé recien llegado es Luna, el corderillo con el que Juanita ha demostrado que puede conseguir lo que se proponga. Ahora a demostrar la responsabilidad.
 
En el capítulo de las visitas, Valladolid vuelve a estar presente. Por un lado, Miguel y Dalia cumplieron con el viaje que tenían pendiente y vivieron en primera persona la FES durante unos días. Se llevaron un montón de nombres que recordar, historias para reflexionar, lecciones de furgoneteo y el compromiso de buscar una fecha para volver.
Y por otro lado, Juan recibió la visita de su familia al completo. Sus padres, Chema y Julia; sus hermanas  Sonia y María; sus cuñados Richard e Iván; y su sobrino Rubén, que desde Holanda no quiso perderse las aventuras de su tío y conocer a los otros pequeñines que corretean por la FES. Una suerte para Juan juntar a toda su familia y que conocieran de primera mano esta etapa de su vida. Y una suerte para nosotros conocerles y tenerles por aquí unos días. Aunque creemos que alguno volverá, porque Rubén ha dejado aquí algo pendiente con Samirita. ¡Ay, qué rápido nos crecen los niños!

3 Comments, RSS

  • Borja Santos Porras

    says on:
    26 abril, 2010 at 16:51

    Ufff, el no parar de la FES. Un abrazo para Elena!!!

  • selva

    says on:
    27 abril, 2010 at 18:04

    PARA MIRTA, RAUL, CARINA y SEBASTIAN DESDE URUGUAY VIMOS LAS FOTOS DEL PASEO INTEGRADO DE LA F.E.S..-
    LES MANDAMOS MUCHOS SALUDOS :
    SELVA y EDUARDO
    ANA y HECTOR

  • Pilar Ortega

    says on:
    22 mayo, 2010 at 19:19

    ¡Qué sana envidia me habíes dado!.

    Me alegra mucho veros tan felices….

    Un abrazo enorme para todos/as….
    Espero sacar unos días este verano para ir a visitaros