Home > Sin categoría > Entrevista a Ignacio Pereda en La Mañana de la COPE









Entrevista a Ignacio Pereda en La Mañana de la Cope el pasado 2 de Enero

Os dejamos el enlace para escuchar completa la entrevista.









En La Mañana de COPE


Sierra Elvira: entra sin llamar

Entrada a este pequeño lugar de encuentro de personas que intentar reconducir su vida







Lorena Fernández @lorenafcope                                           Jueves 02/01/2014












Entrada a este pequeño lugar de encuentro de personas que intentar reconducir su vida


Isidro, Yamila, Plácido, Laura o Andrés son cinco de los cien habitantes de una aldea que Ignacio Pereda ha fundado en Sierra Elvira, en Granada. En ella conviven madres solteras con hijos pequeños, jóvenes de centro de acogida que cumplieron la mayoría de edad, inmigrantes o personas que se han visto duramente golpeadas por la peor parte de la crisis.

Ignacio compró un solar abandonado por una constructora y comenzó a rehabilitar los ‘esqueletos’ de las casas que se habían quedado a medio hacer. Hoy son diez viviendas las que se han levantado. Cuentan incluso con piscina y cancha de baloncesto. Todo construido gracias a la ayuda de cientos de voluntarios que se han volcado con el proyecto. El Banco de Alimentos también ha colaborado en este proyecto de laFundación Escuela de Solidaridad.


“Es una vida que va a más. Hay mucha gente necesitada que no tiene el concepto de esperanza, que no ven una salida y este lugar muestra un camino para una vida nueva”. Así lo ha relatado Ignacio Peredaen La Mañana de COPE quien ha subrayado que la atención se centra “en madres con hijos porque son las personas más necesitadas. Es mejor que esos niños estén con sus madres porque de ahí salen adelante”.


Pereda ha resaltado que hay unas reglas redactadas bajo el llamado “compromiso de amor” por el que se prohíbe el alcohol, las drogas, la violencia o las palabras malsonantes. “Convivimos muchas personas, hay 25 nacionalidades, hay incluso diversidad religiosa y el respeto es importante”. Pero en esta particular ‘comuna’ no están ociosos. “Hay muchos talleres de vidrio, de forja, de jabón, hacemos mermeladas,… en los que intentamos que cada persona pueda elegir su sueño, su proyecto de vida”.


Admite “que están al límite, no hay más habitaciones y hemos llegado al punto de no poder acoger a más gente. Falta espacio”.