Home > Sin categoría > 15 septembre, 2014
La vida de una
ESLOVACA en la Fundación- MIS MEMORIAS y Gracias


Es muy raro para mí escribir todo que estaba viviendo en Espaňa durante diez meses, en la fundación con toda la gente y con los voluntarios durante mi proyecto, porque eran las experiencas muy fuertes e inolvidables para mí. Pero voy a intentar escribir mis impresiones que tengo ahora- después de mi proyecto y cuáles quiero compartir. Cuando estoy pensando sobre mi primer dia en Espaňa, me recuerdo como esperaba en el aeropuerto en Málaga a alguien de la Fundación para recogerme. Era Tomas que lo hizo, pués estaba feliz que nadie no me ha olvidado recoger. Sólo teniamos un problema pequeňo- que él no habla inglés y yo no hablaba espaňol. Pués la comunicación normal no era posible. Hoy es un poco mejor, por lo menos entiendo casi todo sobre que habla, y de verdad que habla muy rápido. Tengo una mezcla de los recuerdos y sentimientos de los primeros dias, por el idioma que no entendí  y por muchas personas 
que viven en la Fundación, muchas caras nuevas. 

Cada noche me
acostaba cansadisima pero feliz.
 Toda la
gente era muy simpática- por ejemplo Carlos con su taller del pan intendando
hablar muy lento y fuerte para entenderlo. Sólo que no entendí nada
  de espaňol. Mis primeros meses intentaba
aprender espaňol lo más posible, para que puedo juntarme más con la gente,
porqué quedarse en la fundación sin entender la gente es para una psicologa muy
frustrado. Claro que hablaba inglés con las voluntarias- mis amigas y con mi
tutora y mi supervisor. Pero quedarse en la Fundación con tanta gente y no
poder hablar era para mi una motivación muy grande de aprender y empezar a hablar.
Muchas gracias a Ksenija por sus clases de espaňol y por su ayuda en su
tiempo libre, tenia mucha paciencia con mi idioma. Otra de mis primeras memorias
en la fundación- Happy en la cocina con sus bailes. Al principio la cocina era
casi mi único lugar del trabajo- cortaba y pelaba la verdura muchas veces en la
cocina, pienso que lo más en mi vida. Y otra memoria: Samu en el ropero, yo con
una hoja de papel para preguntarlo como se dice y escribe en espaňol cada pieza
de la ropa para aprender.

Estaba en Espaňa
primera vez y no voy a olvidar nunca estas cosas:  No tener prisa de hacer las cosas, el autobús
tuvo retraso- « no pasa nada », la gente no vino a tiempo- « no
pasa nada ». No pasa nada, una de mis primeras frases en espaňol.  Tengo un problema grave, porqué ahora yo
tengo retraso sin problemas también, pués no sé si en mi país van
a aceptarlo. Me gusta la cultura granaiiiina: tapas, churros, flamenco,
Sacromonte, Alhambra, muchos musicos por las calles, mucho mucho sol que da
mucha energia durante el dia y muchas otras cosas….Ahora en mi pais donde llueve
cada dia echo de menos sol y también la gente abierta típica para Espaňa.

La vida de la
fundación y de todo mi proyecto era muy rápido. Muchos voluntarios de otros
proyectos, otros países. Y como algunas personas saben, soy muy curiosa por
esto me gusta preguntar por las cosas de otras culturas, por varias vidas de otras
personas. Encontré un equipo de las voluntarias que estaban mis amigas, mis
compaňeras del trabajo, de la vida social, un poco como mi familia que no tenia
en Espaňa. Muchas gracias a Ksenija, Lucie, y Silvia por todos los meses
compartiendo todo de todo. Muchas gracias Marcos y Lucia, mi supervisor y
tutora por la ayuda con el idioma (mucha paciencia), la ayuda en mi trabajo y
la amistad. Y gracias a otros voluntarios: Martina, Vu, Joanna, Dani, Veronica,
Mimi, Yeliz, Jonny, Florian, Clara, Carolina y mucho mucho más voluntarios de
las formaciones y de Espaňa.

Cuando empecé mi
trabajo psicológico (cuando podia hablar espaňol) estaba más feliz que antes,
porqué lo estudiaba y porqué me gusta hacerlo y aydar la gente de esta manera.
Hice algunas presentaciones sobre algunos temas (maltrato de las mujeres,
estimulación infantil, los conflictos,…)., algunas relajaciones, citas
individuales,….También encontré muchos profesionales que ayudan la fundación
como psicologas: Pilar, Arantcha, Evelin, Anna…. Han hecho y están haciendo
un trabajo perfecto con la gente. Me gustaria que la gente consigue este
trabajo con estas personas, porqué sus problemas necesitan compartir con alguien
y buscar juntos las soluciones. Es una cosa normal. La gente a veces tiene
la vergüenza hablar sobre las cosas que le duele, pero nosotras no estamos aquí
para juzgar alguien, estamos aquí para conseguir vuestro camino con vosotros,
para dar un soporte, para buscar con vosotros, para escuchar. A veces lo
necesita cada persona, porqué el mundo de hoy es muy estresado y hay muchas
situaciones que en la fundación pueden ser muy estresadas: buscar un trabajo,
no tener trabajo, no tener los papeles, vivir sin la familia, vivir sin una
pareja con un niňo, antecedentes de maltrato, los conflictos, convivencia de
una comunidad tan grande, los niňos con problemas en su comportamiento….
Estas cosas y otras son muy dificíles y un soporte, alguna educación, querer
cambiar algunas cosas- por todo esto están aquí: Pilar (citas individuales),
Arantcha (los mayores), Evelin (las familias).

También quiero
decir algo sobre mi grupo de los mayores de inglés: Mirta, Raul, Rafa, Xiole,
Mary, Kiko.  Me encantaba mucho, que la
gente mayor también tiene gana de aprender, porque no importa la edad sino la
gana de hacer las cosas. Esto era para mi una satisfacción muy grande.
Habia también
los problemos por seguro que encontré.  Una
cosa, que no me gustaba mucho era- cuando prepare algo y la gento no vino, pero
antes te digan que por seguro sí.  Para
mí es la falta de respeto, que desmotiva muchos profesionales hacer su trabajo
y ayudar. Esto es un mensaje de mi para toda la gente de la fundación: No
olvidad como podriais sentiros si preparais algo, dais mucho vuestro tiempo y
nadie que queria venir viene. Las personas pierden la motivación de hacer algo
y en la fundación se necesita mucho escuchar algunos temas y aprender algunas
competencias para vivir. Pués es una pena para mí, que  a veces no aprovechais esta oportunidad.

Algunas palabras
últimas para vosotros:  He aprendido
mucho por la convivencia con vosotros. He vivido en la fundación muchas
situaciones cuando me sentia como una parte de la comunidad: durante las
fiestas y Navidad, los almuerzos y durante el trabajo communitario.  Muchas gracias a tí- Ignacio por
esta posibilidad hacer mi proyecto en la fundación y desarrollar mi trabajo
como la psicologa- me has escuchado y has respetado mis opiniones. Muchas
gracias a mi supervisor, tutora, todos los voluntarios. Y muchas gracias
a vosotros- la gente de la fundación, que podia vivir esta experiencia con
vosotros, que estaba parte de esta vida, y que me hais dado muchisimo no sólo
en el nivel profesional sino muchas veces la amistad, respeto y sonrisas.  Gracias por todo a todos!!! Nunca voy
a olvidaros! Besos.


Simona,
la voluntaria de Eslovaquia, la psicologa y amiga